logo

a. Dirigite al domicilio del inmueble, fijate si realmente existe y si se encuentra en las condiciones que dice el vendedor. Podés corroborar las medidas del lote y los metros cubiertos de la propiedad utilizando la información disponible en “Compra Transparente”.

b. Corroborá que el vendedor sea el propietario del inmueble y si existen gravámenes o restricciones que afecten al inmueble o al vendedor como, por ejemplo: hipotecas, usufructos, embargos, inhibiciones, etc. Podés utilizar “Compra Transparente” para esta verificación.

c. Verificá si el inmueble tiene deudas de impuestos, tasas o servicios. Desde “Compra Transparente” podés conocer si existe deuda del Impuesto Inmobiliario Provincial (Rentas). Te sugerimos consultar el resto de tasas y servicios en los demás organismos, por ejemplo Municipalidades o comunas, proveedores de servicios –agua, luz, gas-, expensas, etc.

d. Asegurate que los profesionales que intervienen en la venta del inmueble, realmente lo sean y estén habilitados por sus respectivos colegios profesionales. Podés completar el formulario en “Compra Transparente” para verificarlo.