logo

Un inmueble puede ser una casa, departamento, local comercial, campo, lote, terreno, galpón, cochera, entre otros.

Te sugerimos que -como mínimo- consultes lo siguiente:

a. Información sobre el vendedor:

  • Averiguá quién o quiénes son los dueños. Solicitá nombres completos y DNI/CUIT.
  • Recordá que si el inmueble tiene más de un dueño, todos deberán estar de acuerdo en realizar la venta.
  • Si el o los dueños hubieran fallecido, consultá a tu vendedor si se realizó la declaratoria de herederos ante la justicia y que la misma sea “apta para tracto”.
  • Recordá que todos los herederos son los que deben firmar la escritura.
  • El dueño debe estar en condiciones de vender el inmueble. Consultá si existen restricciones o impedimentos para que realice la venta (por ejemplo esté inhibido).
  • Es frecuente que quien ofrece el inmueble sea una inmobiliaria. Averiguá en este caso el nombre del profesional (corredor inmobiliario) y el número de matrícula profesional.
  • Si interviene un escribano público, averiguá su nombre completo y matrícula profesional.

b. Información sobre el inmueble

  • Consultá al vendedor si el inmueble registra embargos, hipotecas, usufructos u otras restricciones al dominio que pueda tener el inmueble. Te sugerimos –para una posterior verificación- pedir una copia de la escritura o en su defecto el dominio de la propiedad (es la inscripción dominial que figura en el sello que está al final de la escritura). Puede ser un número de matrícula o estar compuesto por un número, folio y año.
  • Consultá si el inmueble tiene deuda de impuestos, tasas o servicios. Para corroborar posteriormente esta información, solicitá números de cuenta del impuesto inmobiliario provincial (Rentas), de tasa municipal, agua, luz y gas entre otros.
  • Si se tratara de un inmueble sometido a propiedad horizontal (por ejemplo departamento, dúplex, etc.), pedí el reglamento de copropiedad, ya que el mismo establece obligaciones de los copropietarios, así como un comprobante de pago de expensas porque es una deuda que puede tener este tipo de propiedad.
  • Conversá con el vendedor o su representante sobre el precio de venta, posibles formas de pago y financiación.
  • Te aconsejamos que antes de entregar dinero al vendedor consultes a un profesional